Etapa 4. VISEGRAD

Aun no sabíamos lo emocionante y maravilloso que seria el día.

…hoy sería totalmente arbitrario ya que teníamos que elegir entre cruzar con el ferry al otro lado del Danubio y elegir la opción A fácil o subir hasta Eslovaquia y cruzar por el puente, opción B.

Obviamente elegimos la opción B que no sabíamos si era viable pero lo íbamos a intentar.

La primera de las ideas era llegar hasta Szob como hicimos el día anterior y coger el ferry pero uno, nos salían pocos kilómetros para esta etapa y dos el ferry era caro.

La solución, un poco loca porque no llevábamos ningún mapa era preguntar a google maps como llegar andando y nos dijo que podíamos hacerlo cruzando por Eslovaquia y visitando una de las ciudades mas importantes Esztergon y allá fuimos!

Todo genial, maravilloso, la carretera para nada complicada y cruzamos frontera con Eslovaquia. Comimos en un restaurante típico por 7,70€ los dos, importante, en Eslovaquia te admiten los euros.

Ahora nos tocaba cruzar el Danubio por el puente, vaya vistas de la Catedral, unas fotitos, cruzamos el puente, la visitamos, los frescos eran de Michelangelo, muy, muy, muy bonita.

1303
vistas de la Catedral

La iglesia más grande de Hungría es el símbolo de la ciudad, con una longitud de 118 metros de largo por 48 de ancho el edificio está rematado por una gran cúpula de 33 metros de diámetro.

1298
iglesia católica de Esztergon

El edificio actual se terminó de construir a mediados del siglo XIX en estilo neoclásico y se levantó sobre restos de antiguas iglesias de las que se conservan restos.

En el interior se encuentra Tesoro y el órgano más grande de Hungría. En la parte sur del edificio se encuentra la capilla, que fue construída en el siglo XVI y el altar construído con mármol de Carrara. En la cripta están enterrados algunos arzobispos de Esztergom.

Seguimos por la ruta cicloturistica y en plena carretera a 1 kilómetro a David se le pincha la rueda trasera y en la tienda de bicis no nos habían dado el kit de pinchazos, buscamos una solución y preguntamos en una casa que casualmente era el mecánico de bicis del pueblo porque tenía TODO lo necesario para reparar una bici, nos cambio incluso la válvula de la cámara que estaba rota, un compresor, recambio de pinchazos…desde luego que dimos con la casa perfecta, le quisimos pagar y no nos acepto dinero en metálico, así que decidimos regalarle un blister de jamón ibérico pero nos dijo que era vegetariano.

…..y llegamos a Visegrad, habíamos alquilado una habitación por airbnb, que maravilla de casa y que anfitriona tan maravillosa, que gusto en la decoración, dejamos las cosas y nos fuimos a visitar la ciudad, la pequeña localidad de Visegrad sirvió de residencia de los reyes húngaros en el siglo XIV. Se encuentra al norte de Budapest asentado en un meandro a orillas del Danubio en lo que se conoce como el Recodo del Danubio.

Visegrad es famosa por la fortaleza que se asienta en lo alto de una montaña y desde la cual se divisan las dos márgenes del Danubio. Debido al interés estratégico de este enclave, a lo largo de la historia de Hungría Visegrad desempeñó un importante papel en la defensa y en el devenir de la historia de la nación. Fue en esta localidad donde en el siglo XIV se reunieron los reyes de los Reinos de Hungría, Polonia y Bohemia para hacer un frente común contra la dinastía de los Habsburgo.

Estuvimos en el castillo, en la ciudadela en lo alto del pueblo, como unos 4 km de subida por el monte que me costaron como 7 picaduras de mosquitos .

1318
castillo de Visegrad

Las vistas fue la recompensa del día tan genial que habíamos pasado, se veía perfectamente la curva del Danubio que habíamos hecho en bici, que pena al día siguiente terminara nuestra aventura ciclista.

 

gastos para 2:  38.70€

  • comida 7.70
  • super 478
  • bollos 500
  • casa 23€
  • super 1511

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *