DÍA 13: UYUNI

Nos vamos a uyuni. Uyuni es un municipio boliviano ubicado al sudoeste de Bolivia en el departamento de Potosí. Al ser un centro turístico de la región, Uyuni esta conectada con las principales ciudades del país por el Aeropuerto Joya Andina. Durante los años 2014-2017, Uyuni formó parte de la ruta de la competencia internacional automovilística Rally Dakar.

Nos recomiendan comer en Colchani, en San Martita, pero se nos va de trayecto y no vamos.

Nos levantamos a las 4:45, desayunamos, cogemos un taxi por 15 soles a los rapiditos que son taxis que llegan más rápido que los buses y no van más de 4 personas más el conductor.

El trayecto son 2:30 min y nos cuesta 30 por cabeza, nos deja en la terminal de potosi y sale un bus a las 9 destino uyuni por 25 bolivianos, perfecto! el paisaje espectacular.

La tasa de embarque 1 bol y ya veremos si son 3/5 horas hasta llegar.

A las 12:30 estábamos en Uyuni, muy buen viaje hasta que bajamos y tocamos tierra, un millón de mujeres ofreciendo el tour del salar, nos conquisto Sandra tours, 600 por cabeza, 3 días todo incluido y nos regalo 50 bol para que empleáramos en dormir en el Hostal Avenida, de esta forma el dormir nos saldría por 33 en lugar de 50.

Cogimos nuestras cosas y nos fuimos al hostal. 2 habitaciones y a conocer Uyuni, la oficina de turismo es de todo menos informativa, de hecho, no había ni mapa.

Fuimos al mercado, paseamos, cominos en una plaza, visitamos el tren.


Compramos el billete de regreso de Uyuni a La Paz para tenerlo ya, 150 por cabeza, saliendo a las 7 y llegando a las 7, 12 horitas de viaje.
Volvemos a pasear, la verdad, que Uyuni, siendo destino exclusivo de todo turista tiene infraestructuras nefastas, es imposible conectarse a internet, no hay suelo, no hay de nada y eso que el Dakar paso por allí en febrero.


En la estación de autobuses(que es una calle) nos encontramos con una pareja que echaba pestes de Sandra tours y nos asustamos, fuimos a la agencia a preguntar y lo explicaron todo. Allí nos encontramos con una pareja que había quedado encantada con el tour pero que el chofer les había pedido dinero porque la rueda había reventado y la agencia no se lo devolvía.

Este era una de las compañías con las que podías viajar:


Otros nos dijeron que no durmiéramos en Colchani porque en los alojamientos había ratas y volvimos a ir a la agencia para decir que no queríamos dormir allí.
Conclusión, mejor no preguntar a nadie.
Nos acostamos con la cabeza loca.
Mañana en pie a las 7.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *