Laguna del Duque o de Solana con bebé

Se pueden hacer rutas de montaña con bebé? Sí, se puede, siempre con alguna precaución extra y con una responsabilidad añadida.

Te contamos como lo hacemos nosotros.

Para poder hacer este tipo de ruta es necesario portear, con el carrito no se pueden hacer este tipo de rutas, ni con los carros de montaña, dicho esto esto lo fundamental es:

  • mochila de portear.
  • manta térmica
  • agua
  • ropa de cambio para el bebe
  • en verano: paraguas y protección solar.
  • comida para los papis, ropa de cambio y un buen calzado.

Esta ruta en concreto se encuentra en la sierra de Béjar, yo la había hecho en muchas ocasiones, el tiempo era bueno y nos decidimos hacerla en dos ocasiones por las 2 vías posibles. Son unos 3 kilómetros con una altura de unos 1600 metros, en 2 horas has hecho la ruta. Esto es lo que tardamos nosotros:

Para llegar tienes que coger la carretera que sale de Solana de Avila hacia La Zarza, en esa misma carretera te encontrarás con un cartel informativo del desvío.

A mitad de la carretera hay una cancela para el ganado que parece impedir el acceso hasta la central, pero basta con levantar el cerrojo y volverlo a cerrar al pasar.

El coche lo puedes dejar en la central eléctrica del Chorro donde hay un pequeño parking y un cartel informativo de la ruta donde comienza la ruta dejando la central a nuestra derecha y siempre marcada con hitos por un sendero muy claro, pasas una puerta de ganado, cruzas un “río” sin importancia hasta llegar a una intersección donde la ruta se divide en dos.

  • Nosotros el primer día hicimos la que aconsejan los carteles informativos que sigue la misma línea del sendero.
El sendero esta muy claro, lo único “malo” es que son piedras y te puedes escurrir. Desde aquí puedes ver el otro camino, siguiendo el tubo:
La laguna la ves desde la otra cara.
Y la bajada como siempre con cuidadín.
  • El segundo día decidimos seguir por el camino no aconsejado con una “x”, que sigue el tubo de la central. Este camino es mas delicado por ser algo expuesto, te puedes ayudar de un cable que marca la subida.

Hay que tener especial cuidado porque las piedras resbalan pero merece la pena por sus bonitas pozas y le da un toque más interesante a la ruta.

Arriba en la laguna existe un refugio y unas vistas preciosas que a pesar de sólo alcanzar los 1600 metros de altitud se respira un ambiente de alta montaña.

A lo largo del recorrido hay diferentes vías de escalada.

Ya en la laguna las vistas son impresionantes.

Y cómo podéis ver Oli, esta encantado con estos paseos!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *