Mosta, Mdina y Rabat en familia.

El día se levantó lluvioso. Por un momento pensamos en alquilar un coche, pero al bajar a la calle y ver el tráfico que había nos decantamos por el transporte público.

Nuestro primer destino era Mosta, quería ver la iglesia parroquial de la Asunción, comúnmente conocida como la Rotonda de Mosta

Es una de las cúpulas más grandes del mundo.

Para llegar allí cogimos un autobús, la verdad que googlemaps, te indica dependiendo del tráfico varias rutas y en la página de transporte público de Malta puedes consultar el tiempo que tarda en venir el autobús.

Maqueta de la Iglesia de Mosta.

A lo lejos ya podías ver esa imponente cúpula, me resultó realmente interesante.

La entrada cuesta 2€ y 3€ si quieres ver el Museo de la Segunda Guerra Mundial. La verdad que impresiona mucho al acceder y mirar al techo y ver la magnitud de la Iglesia, merece la pena pagar. En la Sacristía hay una réplica de la ‘bomba milagro’ durante un ataque aéreo en la Segunda Guerra Mundial, una bomba de 200 kg calló sobre la cúpula pero nunca llegó a explotar.

Después de casi una hora dentro de la Iglesia nos fuimos a Mdina, la ciudad del Silencio, antigua capital de Malta, dónde paseamos entre sus murallas y su silencio.

Es característico las señales que están presentes por sus calles.

….hasta llegar a Rabat que es la zona suburbial de Mdina.

Que podemos ver en Rabat?

  • Las catacumbas de San Pablo, 
    • abre todos los días de 9-17 horas y cuesta 5€.
    • Estas catacumbas albergan más de 30 hipogeos en dos grandes áreas, a ambos lados de la carretera.

  • El acceso es muy curioso ya que tienes que agacharte mucho para acceder y a medida que vas avanzando más dependiendo del hipogeo al que accedas.

hasta llegar a estar agachado

  • Antes de acceder a cada hipogeo se describe cuantas tumbas hay en el interior, cuantas personas pueden acceder a la vez y la religión de las personas allí enterradas.

  • Según accedes de la compra de la entrada tienes un pequeño museo donde puedes ver restos de los hipogeos.

  • Las Catacumbas de Santa Agatha
    • abre de lunes a sábado de 9-17 horas y cuesta 5€.
    • Formada por 500 hipogeos, dentro de ellas se halla una basílica de estilo bizantino y greco romano.
  • La Casa Romana Domus
    • abre todos los días de 9-17 horas y cuesta 6€.
    • Este museo construido sobre las ruinas de una casa, donde se puede ver una réplica de la vida cotidiana de una familia romana y se encuentran los restos romanos que se han encontrado en Malta.
  • La Iglesia y la Gruta de San Pablo
  • Museo Wignacourt
    • abre todos los días de 9:30-17 horas y cuesta 5€.
      • El museo de Rabat se divide en tres niveles.

        En el subsuelo hay un laberinto de hipogeos púnicos, romanos y cristianos. La historia cuenta que este complejo arquitectónico funerario fue un refugio importante durante la Segunda Guerra Mundial.

        En la planta baja hay una habitación que eran las oficinas del edificio, y un jardín con un refectorio de la Orden de San Juan.

        En el tercer nivel hay una galería pictórica de artistas de renombre malteses y europeos y distintas colecciones de la época barroca de mobiliario y reliquias.

Cogimos el autobús TD14 para volver a Sliema, este tipo de autobuses son directos, sin paradas y cuestan el doble (3€), o pasas la tarjeta dos veces si tienes de 12 viajes, merece la pena ya que al ser un trayecto directo ahorras mucho tiempo.

Una vez llegamos a Sliema y paseamos por el paseo hasta llegar a San Julian.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *