Bergamo con bebe.

Comenzamos nuestra primera aventura otoñal con una temperatura magnífica!
Los horarios del vuelo a Bergamo con Ryanair son estupendos y el precio para este gran destino también. La salida es a las 9:45 horas y el regreso desde Bergamo a las 20:50 horas, no se puede pedir más!

Nuestro vuelo era del 5/10/19 -7/10/19=134.52

Lo que hacemos últimamente para llegar al aeropuerto es dejar el coche en el parking de larga distancia, el precio por tres días ronda los 15/20€ dependiendo si tienes algún descuento o no, lo haces desde casa antes de dejar el coche y una vez estás en el parking un autobús te lleva cada 15minutos a la T1, 2 y 3 y tarda unos 15 minutos máximo, parking larga estancia.

Según llegas a la terminal de Bergamo, puedes ir a la oficina de turismo para coger documentación, mapas o alguna información puntual que necesites tomar sin necesidad a llegar al centro de la ciudad.

Lo ideal es comprar una tarjeta de transporte para los días que vayas a estar en Bergamo, la puedes comprar en la oficina de turismo o en las máquinas de transporte a la salida de la terminal. Los precios varían de los días: 24h – 5€;  72h – 7€.  1 ticket que dura 90minutos de transporte 2,40€ y 10 tickets 20€, desde luego que es muy buen precio.

Para ir al centro hay que coger el autobús 1 que tarda unos 15/20min, el aeropuerto está a solo 5 kilómetros de la ciudad! Cualquier mapa o itinerario lo puedes descargar aqui.

Nosotros nos alojamos en un apartamento que reservamos por booking a 15 minutos en autobús del centro de la ciudad. Bergamo & Dintorni se llamaba la casa.

LLegamos, dejamos las cosas, hicimos compra en el Lidel de al lado de casa y a re-descubrir Bergamo porque con esta era la tercera que lo visitamos. La parte alta de la ciudad está rodeada por las murallas Venecianas.

Nos hacía mucha ilusión coger el funicular con Oli, en la ciudad hay dos funiculares, el primero conecta la parte baja con la parte alta de la ciudad y el segundo conecta la parte alta con el castillo de San Vigilio. Actualmente no se puede visitar el castillo; pero merece la pena ver las vistas que te ofrece esa altura y también se pueden hacer rutas de senderismo desde allí.

Una vez en la parte alta te encuentras con lo autentico de Italia, heladerías, pizzas asoman en cada rincón y en breve estas en la Piazza Vecchia donde puedes subir a la torre cívica, ver el Palazzo del podestà, el Palazzo de la regione y puedes subir a la cumbre del campanario del Campanone.

Algo curioso que en este viaje no pudimos ver porque íbamos con Oli y ya era un poco tarde es que todas las noches a las 22 horas la campana de la torre cívica toca 100 veces!!

En la Piazza Duomo se encuentran La Basílica de Santa Maria Maggiore; la Capilla Colleoni y la Catedral – el “Duomo” en un espacio tan pequeño tanta magnitud de arte. Atravesando colle aperto llegas al museo de  ciencias naturales Caffi que no lo visitamos porque al ser la semana de la ciencia el lunes lo abrirían como excepción y lo dejaríamos para ese día.

Cogimos el segundo funicular y subimos todas las escaleras hasta llegar al castillo, que estaba cerrado como ya sabíamos pero queríamos ver la ciudad desde arriba.

Dimos una vuelta cogimos el funicular de vuelta y cenamos pizza en uno de los lugares mas famosos de Bergamo Il Fornaio, son pizzas al corte de infinidad de gustos diferentes.

Con más de 10 kilómetros a nuestros pies, levantarnos a las 6 de la mañana y con la pizza en el estomago nos volvemos a casa que esto es una visita exprés y mañana nos toca visitar el lago Lecco.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *