Larache con Bebe.

Desde Asilah se pueden hacer varias excursiones, estas son los precios aproximados que nos dieron en la casa, siempre son orientativos y se tienen que pactar antes de montarnos en el taxi.

Larache: Excursión de medio día. 40 km. 40 € (LIXUS – Ruinas romanas en el camino a Larache, existe la posibilidad de contratar un guía multilingüe que ofrece un recorrido de las ruinas.
Ksar El Kebir: Excursión de medio día. 80Km. 70 €
Moulay Bousselham: Excursión de día completo. 100Km. 70 €
Tetuán: Excursión de día completo. 100 km € 80
Tenía El Gaharabia: Excursión de varias horas para visitar el mercado de los domingos: 20 Km. 20 €
Chefchaouen: Excursión de día completo, regresando si está interesado en Tetuán. 160 km ida y vuelta. 90 €
Tánger y zona histórica en el camino: cuevas de Hércules, Cabo Espartel, Tánger. 60 €
Rabat: 300km. € 125
Notros elegimos ir a Larache, nos costó 30€, nos fuimos por la mañana y nos recogieron a las 6 de la tarde, paramos en LIXUS – pero no accedimos a las ruinas porque al menos necesitas un par de horas para verlas, están en lo alto de una colina.
El taxista (que fue el mismo que nos recogió en el aeropuerto) nos dejo en la plaza de la Liberación (antigua plaza de España)
Una de las cosas que mas me sorprendió de Larache es que tenía oficina de turismo (Asilah no la tiene) y un mapa de la ciudad, existen visitas guiadas, nos encontramos con una durante nuestra visita.

Al lado de la plaza de la Liberación, se encuentra el Balcón del Atlántico, mirador y paseo marítimo desde el que se tiene unas vistas espectaculares del puerto y la desembocadura del río Lukos.

Paseando hacía la izquierda llegamos al Matadero, el cementerio.

Y si nos adentramos un poco llegamos al Mercado Central, para mí un lugar imprescindible de visitar en la ciudad, es caótico, curioso y real, desde pavos reales hasta el pescado aún vivo en la lonja puedes encontrar. Está dividido en tres partes, animales vivos:

Fruta y verdura:

y la lonja del pescado:

A la derecha vimos las torres del Castillo de las Cupulillas o de Kelibach, llamado así por las pequeñas cúpulas que coronan su cubierta, enfrente se encuentra el consulado español.

Las casas de Larache son de paredes blancas están bastante deterioradas,  necesitan mejoras para preparadas para el turismo.

La calle principal es Mohamed V y a través de la cuál puedes acceder a la Medina, (pequeña, deteriorada y con mucho encanto) entrando por la Plaza de la Liberación y cruzando la puerta de Bab Barra:
inmediatamente te encuentras con el Zoco Chico (antigua plaza de armas con las paredes pintadas), dónde se encuentra la Mezquita Mayor, en el zoco de productos de segunda mano. A la izquierda se encuentra la Madraza. 
A la derecha del zoco chico se encuentra la puerta de la Alcazaba (Bad al-Kasbah), hay una fuente y junto a ella el zoco de los pobres, frutas y verduras. Sus colores azules y blancos amenizan el zoco:
Es el único sitio dentro de la Medina dónde puedes comer, existen 3 sitios para comer, no son restaurantes, hay un plato del día y es muy barato,nosotros comimos los 4 por 5€, pollo con patatas.

Continuamos andando del zoco chico hacia el puerto, rodeando la mezquita Mayor. Aquí bajando al río, llegaremos a la antigua Puerta de Mar que da acceso al borde fluvial actual Jardín de la Torre, antiguo varadero donde se encuentra la Mezquita Zaouia Nasria y  hacia el mar la Mezquita Mesbaniya. Muy cerca hay un parque dónde pueden jugar los niños y distintos cafés para tomar un té. Las vistas son impresionantes.

Habíamos quedado a las 18 horas con el taxista en la Plaza de la Liberación

 y como hacía algo de frío nos metimos a tomar algo en el Café Central, con precios españoles.

Y llegamos Asilah en menos de una hora. Paseamos y a casa que nos tocaba ir a comprar la cena y recoger que al día siguiente ya marchábamos para Madrid.
Sin duda la visita a Larache es una visita diferente, no hay apenas turismo, hay mínimo símil con Mekes y yo recomiendo esta visita si pasas varios días en Asilah.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *