Que ver en Atenas con un bebe?

Una cosa que nos encantó fue ver las calles llenas de naranjos repletas de naranjas, cosa que incitaba a que los desayunos serían con zumos de naranja!!! teníamos por delante 4 días en Atenas y desechamos la posibilidad de ir a ver el cabo Sunión por el temporal, nos aconsejaron que al ser un cabo la situación no buena para ir con un bebe.

El domingo nos fuimos a ver el “Cambio de Guardia Solemne” se realiza todos los domingos a las 10:45 horas. El cambio de Guardia se puede ver en la Plaza Syntagma, donde se encuentra ubicado el Parlamento Griego. A nosotros nos sorprendió bastante ya que la noche anterior ya habíamos estado. La calle se corta, esta repleto de gente, el metro no para, sin duda es un buen comienzo de día y desde luego que hay que ir a verlo.

De ahí nos fuimos andando a Monastiraki, a ver el mercado de pulgas, el domingo en este mercado se venden desde antigüedades, ropa de segunda mano hasta cualquier utensilio utilizado. A pocas calles están las tiendas de ropa, de souvenirs y tiendas para turistas, jejejeje

En cada esquina te encuentras un puesto callejero en el que se vende un pan redondo cubierto de sésamo, se llama Koulouri ( muy parecido a  los bagels) el precio varía de un puesto a otro, rondan los 0.50€ y están riquísimos.

También están los puestos callejeros donde se vende la salepes, es un a bebida típica que se elabora a partir de las raíces de orquídea.

Con la tripa engañada nos fuimos a ver uno de los tres miradores de Atenas:

  •  Mirador desde la Colina Filopappo
  •  El Mirador desde el Monte Licabeto
  • Colina Strefi

Elegimos ir al mirador más alto de Atenas (277 metros) el llamado Monte Licabeto, nos bajamos en la estación de metro de Evangelismos y aunque habíamos leído que llegar hasta aquí era bastante complicado con un bebe por las escaleras y el desnivel la verdad no es esta, existe la posibilidad de subir en funicular (7€ – 3 minutos)

Nosotros subimos andando con la mochila y es un paseo bastante bonito, con algún banco para sentarse a descansar y disfrutar de las vistas, totalmente recomendable y no te llevará más de 30 minutos subir hasta la cima.

Allí vimos un pequeño campanario y una pequeña capilla ortodoxa dedicada a San Jorge Caballero ( también hay un restaurante pero no miramos precios)

Llego la hora de ir a comer, comimos en Restaurante Achilleas, probamos la ensalada griega, un estofado de chalotas confitadas y lahanodolmades (col rellena de carne) el postre nos lo regalaron, todo buenísimo y nos cobraron 22.70€.

Cada rincón de Atenas mola

y cada establecimiento también, los zumos de naranja costaban 0.50€.

De allí nos fuimos a ver el estadio, que en el papel que nos dieron el primer día ponía que cerraban a las 19 horas y al llegar allí nos dijeron que a las 17 horas, así que solo pudimos verlo desde fuera, cómo impresiona!

Y como ya anochecía fuimos a ver el Museo de Acrópolis, el precio son 5€ y si tienes carnet de estudiante la entrada es gratuita (yo pude utilizar el mío) El Museo nos gustó mucho

a Oli le encantó la maqueta de Lego del Acrópolis.

El Museo tiene un restaurante con unos precios muy asequibles y las vistas del Acrópolis desde aquí son impresionantes sobre todo si ya a anochecido y el Acrópolis está iluminado.

Y nos fuimos a nuestro ya preferido sitio de kebbab (dirección) Ambrosia – Souvlaki y lo cogimos para cenar en casa, junto a la ensalada griega y el pan de ajo, por hoy suficiente.

Gastos:

  • 0.50€ pan callejero
  • 2€ bollo y café
  • 0.50€ zumo
  • 22.70€ comida
  • 5€ museo
  • 9.70€ cena
  • 3.50€ libro museo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *