DÍA 6, regreso a Madrid con parada en ALMEIDA con bebe.

Nos levantamos prontito, el desayuno del hotel es delicioso, toda la bollería es casera, tienen leche sin lactosa, fruta, totalmente recomendable.

Vamos a Almeida que  fue una de las principales fortalezas de Portugal durante la Edad Moderna.

En Almeida, no te puedes perder:

  • Los 2.500 metros de murallas en forma de una estrella de doce puntas que permitía el fuego cruzado;

  • El foso de la fortaleza, con 12 metros de profundidad y 62 metros de ancho;
  • El antiguo cuartel de artillería y prisión, un edificio barroco del siglo XVII, donde está instalado actualmente el Ayuntamiento;
  • La Iglesia da Misericórdia;
  • La Iglesia Matriz.

Lo malo en nuestro caso de la visita fue el tiempo, hacía tanto calor, que yo era la que accedía a los sitios y David y Oli se quedaban resguardados a la sombra.

En general nos gustó bastante pero es un sitio para visitar fuera de la temporada de verano.

Estuvimos comiendo en Granitus, uno de los restaurantes mas recomendados fuera de las murallas, a mi me encantó el bacalao, si que es cierto que se nota que estamos cerca de España y el precio es un poco más alto que en el centro de Portugal pero en general muy bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *