DIA 3 – MARTES 10 – kowloon

Seguimos sin poner el despertador, llueve como buen monzón.

El hotel hoy tenía una oferta en la que si dabas un me gusta en Facebook del hotel te invitaban a un café y eso hicimos, por supuesto!

Y nos pusimos a descubrir Kowloon, la zona por la que comenzamos fue una zona al oeste, el día no pintaba nada bien, nivel rojo de lluvias pero ahí estábamos nosotros con paraguas en mano.

Y llegamos al Nan Lian Gardens, un parque en medio de la urbe en el que en el momento en el que accedes a él una tranquilidad absoluta te absorbe. Pagodas, casas de té, puentes, ríos, incluso una cascada te hacen pensar que puedes estar en la China más profunda, al estar diluviando no había gente y lo pudimos disfrutar al máximo.

688

Dentro del jardín se encuentra Chi Linn Nunnery, es un templo de madera construido sin un solo clavo, con varios estanques con flores de loto, en el interior se pueden ver budas y monjas budistas, mientras lo único que escuchas en el interior son unos gons de fondo.

691

De allí llegamos andando al Sik Sik Yuen Temple, un templo taoísta dedicado a Wong Tai Sin, que nos encantó, de igual forma en mitad de la urbe en el que antes de entrar ya puedes comprar el incienso o incluso puedes optar a que te adivinen el futuro, alrededor varias calles con varias plantas de pequeños locales con adivinos.

700

La entrada del templo está repleto de motivos religiosos y en el interior puedes coger de forma gratuita un recipiente con palos que tienen pequeños números, arrodillarte y tirar un palo del interior de dicho recipiente, los palos están numerados y con ese número puedes salir y que los adivinos te lean el futuro, nosotros tuvimos el 6 y el 23 pero no pasamos a la siguiente fase de previsión de la vida.

El templo Taoísta de 18.000 metros cuadrados es famoso por las muchas oraciones contestadas: “Lo que pides es lo que obtienes” a través de una práctica llamada kau cim.

Y paseando pudimos apreciar el país de los andamios de bamboo, nos dijeron que al ser más flexible este material era utilizado en lugar del hierro que es más rígido.

698

De aquí nos fuimos a las Chunking Mansions, aunque no optamos por dormir aquí, porque realmente a través de booking encuentras sitios mucho más limpios y modernos por el mismo precio pero teníamos que entrar a verlo. Es un edificio enorme con diferentes zonas, en la planta baja están los restaurantes hindus, lavanderías, casas de cambio y badulaques donde puedes comprar cosas electrónicas, nada más entrar y como buenos indios te acribillan nada más entrar para que duermas en su “hotel”

713

Nuestra misión era cambiar dinero y subir a la última planta para ver las vistas y vaya que vistas.
IMPORTANTE, aquí fue donde encontramos el mejor cambio de divisa de todo HK.
Entramos en el hotel Paradaise, a día de hotel uno de los hoteles más prestigiosos del mundo en el que lo típico es ir a tomar el té, pero a precio de caviar del bueno y nosotros no lo tomamos. Eso sí, el hotel lujoso y típico inglés, con tiendas en el interior de lujo. Puedes acceder al hotel sin ningún problema.
Y paseamos por Nathan Road, lleno de centros comerciales lujosos, relojerías e infinidad de indios ofreciéndonos falsificaciones de relojes.
Encontramos una oficina de turismo en Central, donde coges los ferries (solo hay dos una en central y otra en lantau island) con wifi y preguntamos por el treaking que íbamos a hacer al día siguiente, nos indicaron las opciones para llegar al punto de inicio del trail.
Y seguimos paseando hasta el muelle, la Torre del reloj estaba en obras…y buscamos el jardín de las estrellas pero estaba también en obras así que no vimos la escultura de Bruce Lee, pero nos quedamos impresionados con las vistas que te ofrece la bahía Victoria de HK island, ver atardecer desde aquí es muy bonito y a las 20 horas comienza el espectáculo de luces, vimos atardecer y nos fuimos a casa en ferry a Causeway Bay desde donde podíamos llegar andando al hotel.

705

Llegamos al hotel y preparamos la mochila para el día siguiente que nos vamos de treaking! Dejamos cosas en el hotel, y nos llevamos las básicas, ya que como volvemos allí nos las guardan de forma gratuita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *